8 Claves para tener un hogar en armonía

8 Claves para tener un hogar en armonía

8 Claves para tener un hogar en armonía

La clave de una casa acogedora y armoniosa, sin duda está en las personas que viven en ella y en la relación que las une pero además, existen otros factores que también favorecerán a la hora de crearla. Decorar de manera sensorial es fundamental ya que nuestra casa influye directamente en nuestras emociones, es por eso que cuando logramos que exista un entendimiento entre la naturaleza, los objetos y nosotros, lograremos crear un hogar equilibrado y armonioso.

Te daré a continuación unas claves básicas, con las que podrás realizar pequeños cambios, sin invertir mucho dinero ni esfuerzo y que tendrán un impacto positivo en tu bienestar. Se trata de convertir nuestra casa en nuestro hogar.

  •  Orden: Una casa ordenada transmite tranquilidad emocional y bienestar. Elimina todo objeto innecesario que impida fluidez, todo aquello que no utilizas. Mantén un orden en las zonas a la vista y en las que no lo están. Quédate solo con aquello que te hace feliz.

 

  •  Color: Los colores del espacio que nos rodea influyen en nuestras emociones. Elige el color de cada estancia en función del efecto que quieres que provoque tanto en el espacio como en ti mismo. Por ejemplo, si quieres conseguir una casa que transmita paz y tranquilidad, la apuesta segura es el blanco como tono base o una gama de colores naturales y relativamente neutros.

 

  •  Materiales: Los materiales que eliges para tu casa también juegan un papel muy importante. Dependiendo de las sensaciones que quieras transmitir con tu decoración y el estilo con el que te sientas identificado, y más cómodo te haga sentir, deberás escoger unos materiales u otros. La madera aporta calidez y naturalidad; el metal da un aire más sofisticado, moderno y vanguardista, pero también más frío. Y el cristal deja pasar la luz y da sensación de amplitud, aportando ligereza.

 

  •  Arte: Evoca momentos especiales mediante fotografías o pinturas que te transmitan buenas sensaciones para que eso se traduzca en un bienestar al entrar en tu hogar. Cuánto más especial sea, más acogedora te resultará.

 

  •  Iluminación: la luz natural es la base para un hogar acogedor y cálido. Una buena iluminación hace que cualquier espacio se vea más grande y acogedor. Si tienes una buena fuente de luz natural intenta no obstaculizarla usando cortinas o persianas muy oscuras. Si no la tienes, puedes incorporar lámparas que hagan el efecto de una iluminación general y crear distintos puntos de luz sobre cada uno de los aspectos que quieras resaltar. Otra opción es la luz regulable, que te permitirá cambiar el ambiente según las necesidades.
    Utiliza velas aunque el ambiente esté iluminado, son pura magia.

 

  • Tejidos: Para experimentar sensaciones agradables, relacionadas con lo acogedor, cálido y hogareño, elige tejidos naturales, suaves y lavables. Lo cojines y plaids además de ser complementos decorativos aportarán confort. Las alfombras son imprescindibles para dar calidez al suelo y te ayudarán a enmarcar los espacios.

 

  •  Plantas y flores: Aportan belleza natural a nuestro hogar, contribuyendo a dar sensación de paz. Escoge plantas que te transmitan buena energía. Las plantas renuevan el aire de la casa y lo limpian y además, dan un aire natural, relajado y fresco.

 

  •  Olores: Una casa con un aroma agradable, fresco y suave resulta más confortable y relajante.

 

Recuerda: “si hay armonía y equilibrio en nuestro entorno, lo habrá en nuestra vida”.